sábado, 21 de febrero de 2009

Baile frenético


Así me siento, como si estuviera bailando un baile tan frenético como arrítmico, porque unas veces estoy y otras me voy, unas veces muevo los pies y otras las manos, unas veces odio y otras deseo. Y este baile me hace sentir desprotegida, tanto como si estuviera desnuda, pero a la vez soy una bailarina fuerte, que es capaz de aguantar el dolor de pies por crear una bella coreografía.

Es tan contradictorio...es como bailar un sensual tango con una persona que no amas, y un vals con una persona a la que deseas físicamente. Es estrechar el cuerpo de alguien a quien odias y alejar el cuerpo que persigues.

Es ser vampiro cuando quieres ser hombre lobo, y dejarte morder cuando quieres seguir vivo, es cortar una rosa cuando quieres el rosal, es soñar cuando quieres estar despierto y es tener pesadillas cuando tienes el alma tranquila.

Pero a pesar de sufrir este tormento al bailar, vida mía, sigue bailando conmigo este dulce vals, sigue guiándome por los pasos de este dulce tango, continúa mordiendo mi cuello, yo no deseo ser una bailarina, sólo quiero ser una mujer. Una mujer normal, corriente y sin nada que temer porque te siento a mi lado.

Sin embargo lo más importante de todo es saber que este baile se escribió hace más de un año y mis puntas de ballet todavía son capaces de sostenerme por la fuerza de mis propios pies.