sábado, 15 de noviembre de 2008

Alas de papel


Ríos de tinta se deslizan entre mis dedos, se descuelgan por mis uñas y gotean al papel, lo manchan, lo rellenan con su impureza, pero realmente lo embellecen. Me gusta saber que escribo porque me encanta saber que están ahí, porque estas manchas de tinta servirán de recuerdos, memorias que recordarán, que les ayudarán a entenderme, que les ayudarán a recordarme.
Y con esos recuerdos, se unirá la fantasía de lo real y lo imaginario, el cordel que separa la razón de la locura, la pasión que divide el sexo y la beatitud, simplemente servirán para saber que la contradicción más grande de este mundo es el manchar el papel con tinta y descubrir que puede resultar algo bonito.
Es por eso que escribo para que aunque mi cuerpo envejezca y se desvanezca, las palabras escritas en este papel no se pierdan jamás. Porque las palabras se las lleva el viento y yo siempre quise volar.

domingo, 26 de octubre de 2008

Sobre el amor


Dicen que el amor quema como fuego, te hace sufrir cual infierno y te golpea con sus flechas...
Dicen tantas cosas sobre el amor y todas son tan falsas como verdaderas, que a veces me entran ganas de recopilar lo que todo el mundo dice y enseñarle al mundo un poco de sinceridad amorosa:
El enamoramiento es un estado de miseria mental en que la vida de nuestra conciencia se estrecha, empobrece y paraliza. Ortega y Gasset
Esta sociedad nos da facilidades para hacer el amor, pero no para enamorarnos. Antonio Gala
Si la pasión, si la locura no pasaran alguna vez por las almas… ¿Qué valdría la vida? Jacinto Benavente
Un hombre que no ha pasado a través del infierno de sus pasiones, no las ha superado nunca. Carl Gustav Jung
Se habla sin cesar contra las pasiones. Se las considera la fuente de todo mal humano, pero se olvida que también lo son de todo placer. Denis Diderot
Procuro no tener demasiada pasión. La pasión es dejarse ir, transformarse en un sujeto pasivo. Emilio Alarcos Llorach
El amor es: el dolor de vivir lejos del ser amado. Anónimo
Y mil frases más podría poner...pero se haría una entrada tan larga que sería ridículo pretender resumir. Espero que os guste la selección de frases. Mil besos.

sábado, 11 de octubre de 2008

Llénate de mí


Llénate de mí.
Ansíame, agótame, viérteme, sacrifícame.
Pídeme. Recógeme, contiéneme, ocúltame.
Quiero ser de alguien, quiero ser tuyo, es tu hora.
Soy el que pasó saltando sobre las cosas,el fugante, el doliente.
Pero siento tu hora,la hora de que mi vida gotee sobre tu alma,
la hora de las ternuras que no derramé nunca,
la hora de los silencios que no tienen palabras,
tu hora, alba de sangre que me nutrió de angustias,
tu hora, medianoche que me fue solitaria.
Libértame de mí. Quiero salir de mi alma.
Yo soy esto que gime, esto que arde, esto que sufre.
Yo soy esto que ataca, esto que aúlla, esto que canta.
No, no quiero ser esto.
Ayúdame a romper estas puertas inmensas.
Con tus hombros de seda desentierra estas anclas.
Así crucificaron mi dolor una tarde.
Libértame de mí. Quiero salir de mi alma.
Quiero no tener límites y alzarme hacia aquel astro.
Mi corazón no debe callar hoy o mañana.
Debe participar de lo que toca,
debe ser de metales, de raíces, de alas.
No puedo ser la piedra que se alza y que no vuelve,
no puedo ser la sombra que se deshace y pasa.
No, no puede ser, no puede ser, no puede ser.
Entonces gritaría, lloraría, gemiría.
No puede ser, no puede ser.
¿Quién iba a romper esta vibración de mis alas?
¿Quién iba a exterminarme? ¿Qué designio, qué palabra?
No puede ser, no puede ser, no puede ser.
Libértame de mí. Quiero salir de mi alma.
Porque tú eres mi ruta. Te forjé en lucha viva.
De mi pelea oscura contra mí mismo, fuiste.
Tienes de mí ese sello de avidez no saciada.
Desde que yo los miro tus ojos son más tristes.
Vamos juntos, Rompamos este camino juntos.
Será la ruta tuya. Pasa. Déjame irme.
Ansíame, agótame, viérteme, sacrifícame.
Haz tambalear los cercos de mis últimos límites.
Y que yo pueda, al fin, correr en fuga loca,
inundando las tierras como un río terrible,
desatando estos nudos, ah Dios mío, estos nudos
destrozando,
quemando,
arrasando
como una lava loca lo que existe,
correr fuera de mí mismo, perdidamente,
libre de mí, furiosamente libre.
Irme,
Dios mío,
¡irme!
Pablo Neruda

lunes, 22 de septiembre de 2008

Protagonistas



A veces todos nos sentimos como el/la protagonista de algo, es una buena sensación, todo el mundo está pendiente de ti y no es necesario levantar tu voz, o tu mano, para decir "Estoy aquí".

Otras veces, en cambio, parece que todo el mundo importa más que tú y ni siquiera levantando tu voz, tu mano o tu misma presencia, vas a poder llamar la atención de alguien. Podríais llamarla la peor sensación, sentirse sólo y sin nadie. Pero realmente ninguna de las dos sensaciones merece una atención especial. A veces sentirse especial sólo para una persona es lo mejor que puede pasarte, aunque seas ignorado por el resto. A veces incluso parece que tú seas la única persona que ve esa mano intentando llamar tu atención.

A veces, sólo a veces, te sientes realmente completo al levantar una mano y recibir otra mano justo en tu palma. Esos pequeños momentos son tan escasos y valiosos que puedes guardarlos como oro en paño en tu memoria. Esos pequeños momentos ni siquiera tienen que ser de una gran día, o de un día especial. Pueden ser el recuerdo del primer abrazo de tu mejor amigo, la primera risa con tus amigas, el primer cumpleaños que celebraste con ellos, o simplemente todas y cada una de las quedadas que celebras con ellos. Pueden ser también esas largas conversaciones cibernéticas que duran horas y horas, y que, aunque no les veas las caras o no hayas estado en el mismo espacio real con ellos, aprecias y valoras tanto que a veces el hecho de no poder hacerlo, te llena de tristeza.

O pueden ser los momentos en que sabes o sientes que están contigo aunque no lo estén físicamente. Por todo eso y mucho más, a veces vale la pena sentirse mal, si luego sabes que ellos están a tu lado, o vas a conocer gente igual.

martes, 2 de septiembre de 2008

Colgada de Granada


Sí, señoras y señores, me quedé colgada de la ciudad de Granada, de su agua corriendo por toda la ciudad, de su Alhambra, de su Alcazaba, de sus cuestas...uis eso no... xDD

Pues el viaje fue perfecto, la compañía gracias a Sio también genial, y las risas que me pegué porque se me quedó el móvil en coma...también fueron "demasiao".

Y aparte de darle la razón a Tikampinho, "Un buen reencuentro vale más que una larga despedida", diré que el viaje ha valido tanto la pena que ya tenemos Sio y yo planeado el verano del año que viene.
Pues nada entrada corta y así expongo alguna de las fotos que hice durante el viaje. Un besote de una Luna acompañada del cielo de Granada (Sio)




viernes, 22 de agosto de 2008

Despedidas

Hoy la entrada tiene un significado especial, por la foto y la connotación sentimental...
La foto es de un amigo del mar cibernético por el que navegamos todos hoy en día... Tikampinho gracias por dejarme utilizar la foto, y más si era para "despedirme".

No me gustan las despedidas, así que lo haré breve. La foto inspiró en mí un pequeño sentimiento de nostalgia, esa nostalgia de dejar atrás lo que se conoce sólo por vivir aventuras en otro lugar, la nostalgia de pensar que durante una semana no vas a ver a la gente a la que aprecias, el lugar en el que vives, etc ... Con lo cual no voy a decir que no sepa que me lo voy a pasar de lujo en Granada con Sio, porque sé que es eso lo que va a pasar, que me lo voy a pasar tan bien que la nostalgia quedará en un segundo plano... pero entre hoy y ayer pensaba que iba a ser más fácil estar sentada esperando a los amigos y no echar de menos esos pequeños retrasos y la vista del paisaje...

Y nada simplemente decir que cuando vuelva intentaré tener miles de fotos (malísimas comparadas con las de Tikampinho o las de sopadepollo) pero para mí serán buenísimas porque serán recuerdos de un gran viaje.

Espero que en mi ausencia os lo paseis genial.

Un beso desde la Luna amodorrada y con una taza de café con leche en la mano.

martes, 5 de agosto de 2008

Sueños húmedos

Me siento en la parte trasera de un coche, a la derecha de un asiento de bebé donde se encuentra sentado mi hijo. A su izquierda se encuentra un amigo mío, gran apoyo en momentos tan duros como las dudas sobre mi embarazo.

Ya han pasado dos años desde aquello y nuestra amistad sigue tan fuerte como siempre, ahora mismo mientras viajamos junto a otros dos amigos en el coche, él y yo nos dedicamos a jugar con Gabriel, mi hijo.

Llegamos a nuestro destino, un restaurante muy cerca de la playa. Una playa preciosa y sin gente. De repente me encuentro a solas con mi amigo y no encuentro a mi hijo. Mario se dedica a buscarlo en los alrededores y yo me meto en el agua, puedo seguir dos caminos, y escojo el de mi derecha. Voy nadando lo más rápido que puedo, hasta que me topo con unas rocas a través de las cuales no puedo seguir. Vuelvo tras mis pasos y me encuentro con unas esculturas de hierro que se encuentran ancladas al suelo. Me acerco a ellas y me doy cuenta de que no puedo avanzar debido a la corriente. Cuando estoy a punto de darme por vencida, al girar la cabeza veo a Gabriel de pie apoyado en una de esas estatuas y llamándome, estaba jugando tranquilamente y a salvo en una zona segura. Me acercó y lo abrazo las lágrimas se me saltan debido al susto. Mario se acerca y nos abraza a ambos, al final consigo calmarme y Mario y yo volvemos a la orilla de la playa, a un lugar desde donde podemos vigilarlo sin problemas.

Una vez allí, Mario me vuelve a abrazar, y me besa en las mejillas, es un beso largo y me hace recordar lo que siempre he sentido por él. Me aparto levemente, no quisiera ofenderlo, pero me siento incómoda, ya que para mí ese beso significa mucho más que para él. Hasta que él empieza a hablar y a mitad de esa frase tan nerviosa y tímida que empieza a aparecer en sus labios, lo beso, no puedo reprimirme, y me alejo rápidamente. Empiezo a murmurar cosas sin sentido, algo como un "no debería, lo siento" asoma a mi boca y él se acerca me agarra por los brazos y me dice lo más tranquilamente que le es posible:

"Quiero ser el padre de ese niño que está jugando en la arena, y quiero cuidar de ti todo el tiempo que me sea posible."

Lo que él no sabe es que Gabriel es en verdad hijo suyo, fruto de una noche de celebración con tal cantidad de alcohol, que él es incapaz de recordarla. Se lo cuento, me abraza y me alza por el aire. De repente me suelta y va a por mi bebé, que desde siempre lo había llamado papá, lo abraza y lo besa.

Esa imagen me hace pensar que mi vida acaba de empezar, y de la mejor manera posible. Sólo falta el piano para parecer de película.

~*~*~*~*~*~*~*~*~*~

Un sueño tan bonito como triste, todos los detalles se grabaron en mi mente de una manera tan dulce...es difícil creer que haya gente a la que de verdad les pase esto... Espero que mi vida pueda empezar de la misma manera... :D

¡Besitos!

jueves, 17 de julio de 2008

Sueños Blancos

Es invierno. Hace frío. Y la humedad se nos pega a los huesos, ya que estamos cerca de la playa. Hemos acabado de hablar con mi familia y cogemos el coche.

Conduces tú, todavía no te fías de que yo lleve tu coche. Hacemos el trayecto sin hablar, y lo único que se escucha es el sonido de mi voz al exclamar ante el paisaje que puedo ver mientras estoy reclinada en el asiento del copiloto. A veces noto tu mirada, pero no quiero comenzar a hablar, yo todavía no me siento preparada para hacerlo. Paras el coche en un pueblo en que todo son casitas; así da gusto, los edificios pueden admirarse, la vista no pierde detalles debido a la altura. Vemos a una señora de mediana edad, tú te acercas y le preguntas si vamos en la dirección correcta, mientras te explica cómo llegar yo me distraigo mirando hacia el horizonte que se divisa desde la verja de la señora.

Me llamas, siempre me ha gustado escuchar mi nombre desde tus labios, y expecialmente ahora que estamos tan silenciosos; me acerco a ti y volvemos al coche. Antes de arrancar el coche, me coges la mano y me miras como antes, con esos ojos brillantes, con esos ojos tuyos tan marrones y arrebatadores. Esos ojos que me robaron el alma; y yo, por miedo de empezar esa conversación que tenemos pendiente, te sonrío levemente y desvio la mirada, suspiras y enciendes el motor. Sé que el trayecto es corto, pero también sé que se nos hará muy largo si volvemos a estar en silencio. Así que hago algo que, al principio de nuestra relación, odiabas y que luego has comenzado a apreciar, te describo el paisaje y lo que soy capaz de ver. Te ries y me preguntas si eso va a hacerme gracia cuando conduzca. Te respondo, con una sonrisa, que primero deberías dejarme conducir y que sí porque adoro el paisaje.

Por fin llegamos, bajamos del coche y sacamos el equipaje del maletero, son sólo un par de días, pero la ropa de abrigo abulta mucho. Al entrar en el chalet saludamos a los amigos, que ya llevan allí unas horas. Es divertido hacer un viaje así, sin preocupaciones, van a volver a ser unas navidades blancas.

Llevamos medio día y todos notan algo extraño entre los dos, y no paran de preguntar. Al final, ya cansada, salgo a la terraza y me siento en lso escalones, siempre he adorado esa vista. Justo cuando empieza a nevar, te sientas a mi lado.

-Perdona por lo de antes, ya sabes como son y lo que me afecta que quieran arreglar cosas que no tienen arreglo.
-¿Qué no tiene arreglo, preciosa?-dices acariciándome la mejilla.
-Lo nuestro, nuestra relación, llevamos casi un mes distantes.
-Raquel, no he estado distante sino pensativo, quería hacerte una pregunta y es complicado, porque una de las respuesta puede significar dar un paso adelante y la otra...la otra no sé que puede significar.
-Me estás asustando-susurro mirándote a los ojos.
-Tranquila, es sólo una pregunta...-y otra vez se cierne sobre nosotros ese silencio. Me da un escalofrío, no me extraña, he salido sin abrigo. Me abrazas y me das calor entre tus brazos. Siempre has sabido que adoro tus abrazos.
-¿Y bien?
-¿Eh? ¡Ah, sí! Que si...que si...que si te quieres venir a vivir conmigo. Sería después del viaje, claro, pero bueno que no pasa nada si no quieres, no importa...Las lágrimas corren por mis mejillas, en serio no sabes lo preocupada que he estado este último mes, pero con un beso, de eso apasionados que tanto te gusta, se elimina mi preocupación y tu vergüenza después de la pregunta. Cuando separamos nuestras bocas, te miro de nuevo a los ojos y te susurro un suave encima de los labios. Me abrazas más fuerte y me deslizas un te quiero por el oído. Mientras, sigue nevando. Han empezado nuestras blancas navidades.

~*~*~*~*~*~*~*~"Y es que los sueños,
sueños son"~*~*~*~*~*~*~*~

Pues la última frase lo dice todo, todo ha sido un sueño, y que he aprovechado para convertir en un relato sensiblero y emocional... Espero que os guste al menos un poco.

miércoles, 25 de junio de 2008

Pasos


¿Cuántas veces hemos dado un paso adelante y hemos dejado todo un pasado detrás? O, ¿cuántas veces hemos dado un paso hacia el futuro y hemos dado tres hacia el pasado? Hace unos momentos me he encontrado ante una decisión que podría ser un paso adelante o un paso atrás, a mí parecer ha sido un paso atrás para poder seguir avanzando.

He escrito una pequeña despedida para una persona a la que desde octubre, quizá fue antes, empecé a apreciar mucho porque se convirtió en un buen amigo, luego en algo más, pero siempre pensé que se quedaría como amigo. Quizá por este motivo, por creer que iba a estar siempre, es por lo que ahora no sé cómo está la situación entre los dos. No me arrepiento de haber pasado por tantas cosas con él, y mucho menos de haber hecho cosas que jamás pensé que haría. Y, aunque él no lo piense o no lo crea, para mí va a seguir siendo alguien muy especial; un amigo muy especial. Porque tal y como le he dicho a él; "me cuesta hacer amigos, pero mucho más perderlos". Porque los aprecio mucho, y valoro demasiado la amistad como para ir tirándola a la basura cuando la obtengo.

Para mí, estos dos paso han sido un avance premeditado en mi "nueva vida", porque después de este verano se cocerán cambios muy grandes en mi futuro, y por ello quisiera también dar las gracias a todas aquellas personas que me han ayudado siempre. Y la verdad sobran las palabras tanto malas (porque no me gustan) como las buenas (porque llenarían muchísimas entradas de este blog).

Un beso

viernes, 20 de junio de 2008

Pralaya

Dualidad. Ying-Yang. Hombre y mujer. Luz y oscuridad. Teatro y realidad. Instante y eternidad.

Desde octubre, algo se está creando en el grupo Labor(A)torio la EMTM (Escuela Municipal de Teatro de Mislata), algo basado en la dualidad del hombre y la creación del Universo. "Todo se reduce a un punto ínfimo, que es la causa del infinito".

Esta muestra de la naturaleza de la creación del Universo y su evolución, seguido de la naturaleza del dualismo de la filosofía ying-yang, se estrenará el día 29 de junio, a las 20h en el Centro Cultural de Mislata, a cargo del grupo Labor(A)torio.

Podréis observar a la Diosa Creadora, externa a los cambios; al Dios Pan-Ku, el creador de la dualidad Cielo-Tierra; y a la Diosa Nukua, creadora de los hombres. A través de estas historias mitológicas recorreremos la evolución de la humanidad, desde los animales hasta humanos; para acabar descubriendo el dualismo Odio-Amor, a cargo del Duende Puk. Y la diferencia de la lejanía de un vals contra la sensualidad y decisión de un tango.

Está mal que yo lo diga, puesto que soy una de las actrices, pero promete ser un gran éxito de escena, puesto que el trabajo no ha sido poco, pero ha valido la pena, ya que nos ha hecho confiar los unos en los otros, y descubrir los momentos de intimidad a la luz de los focos que, yo personalmente, no cambiaría por nada.

Gracias a aquellos con quien he trabajado durante el curso (Pralayenses o Pralayeros), aquellos que lean esta entrada, y gracias por adelantado a aquellos que tenga la intención de venir a observar este recorrido por la Historia Cósmica.

(*Pralaya: nombre hindú para designar el bucle espacio-temporal)

Espero que la cercanía de la Noche de San Juan no os esté volviendo locos pensando deseos para quemar en las hogueras. :P

miércoles, 11 de junio de 2008

Días de Lluvía Tristes...¿o no?

Me levanto esta mañana, y descubro, no con mucha sorpresa, que sigue lloviendo. Bueno por un día más, el pueblo español que tanto ha llorado no tener reservas de agua, ahora ve recompensadas sus improvisadas "danzas de la lluvia". Me voy a llevar a Carles al instituto, se rie de mí porque estando a mitad de camino hacia la puerta del mismo, me acuerdo que secretaría no abre hasta las 11:15, así que me paro y me despido, con un alegre "Hasta mañana" que el siempre responde con la misma frase, pero con el ánimo bastante más bajo. Es final de curso y le toca estudiar con más fuerza.

Al volver hacia casa, sola, sigo la estela de una madre con sus dos hijos, una niña de unos 8 años y un nene de 3. Había comenzado a salir el Sol, y el niño alegremente le dice a su madre "Mira mamá, sale el Sol, ya no llueve" tras lo que se quita el paraguas y le caen dos goterones de la cornisa en la cabeza. El niño levanta la cabeza y descubre que en su alegría al ver el Sol no se ha fijado en que todavía llovía, pero mira a su madre, que estaba aguantando las ganas de reir, para no molestarlo; y le sonríe como si de verdad hubiera dejado de llover después de tantos días grises.



Al verlo me ha recordado la facilidad que a veces tenemos las personas para alegrarnos por algo tan insignificante como que salga el Sol, y nos da tanta alegría que olvidamos que sigue lloviendo, pero al descubrirlo...¡Nos da igual! Porque la alegría nos llena mucho más. La verdad es que el recuerdo de esa escena me ha acompañado durante todo el día, sacándome una sonrisa cada vez que visualizaba la cara del niño al mirar hacia la cornisa después de que le cayera el agua encima. Y la alegría de pensar que él había sido más listo que nadie al alegrarse porque había Sol aunque estuviera lloviendo.

Espero que aunque llueva todos seais capaces de descubrir ese Sol que os sacará una sonrisa.

miércoles, 4 de junio de 2008

Ganas de llorar y deseos

¿Qué haces cuando una etapa de tu vida se acaba? O mejor dicho, ¿qué haces cuando te das cuenta de que esa etapa en realidad para la otra persona ha sido un susurro ausente en el mar de la vida?

No me encuentro demasiado animada cada vez que me miro al espejo y veo que aún siendo yo todavía...otra persona no es capaz de verlo. Hoy le hice una promesa a una persona muy especial para mí, y es la primera promesa que estaba rota antes de cumplirla. Quizá es que soy muy cobarde, esta vez lo reconozco, puede que lo sea, o puede que directamente sea la persona más retorcida que exista, tanto que he llegado a dar la murga a personas a las que aprecio mucho por una persona que no es capaz de pensar mucho en lo que sienten los demás.

Lo cual no quiere decir que esa persona sea mala, no lo es, me ha ayudado a madurar mucho, pero no quizá de la mejor manera. Me duele decir estas palabras, más que nada porque no soy ni la víctima ni el verdugo, no quiero ser ninguna de esas cosas, puesto que me enfrenté a lo que se escribió en mi destino como mejor pude, o como yo misma quise enfrentarme.

La cuestión es que hoy deseo que las mariposas que son capaces de volar libres lleven mis ideas muy lejos, tan lejos que se escapen y no vuelva a pensar durante todas estas vacaciones que han empezado un poco torcidas, pero espero que se enderecen.

Por supuesto os deseo un día fantástico

martes, 3 de junio de 2008

Hola



Lo primero será decir "Hola" puesto que ésta es mi primera entrada a mi nuevo blog.

La verdad es que no tengo mucho que decir... aparte de que me hubiera gustado hacerlo en valenciano, "però de vegades soc tan mala en aquesta llengua, que m'he penedit". Así que iniciaré mi blog diciendo que llevaba tiempo queriendo hacer, pero con los estudios y todas esas cositas, pues como que no he podido.

Me propuse realizarlo hace un par de meses cuando vi que mi inspiración a veces adelantaba a la de mi compañera de fotolog (no es una crítica, otras veces me supera ella), y como no me gusta atropellar a nadie, mi inspiración se quedaba escrita en las páginas de mi libreta. Después con los exámenes de final de curso y todo, pues ya no me dio tiempo, pero la idea seguía fresca.

Y a día de hoy, me he dicho, que mejor forma de emplear tu tiempo libre de vacaciones que escribiendo un blog. Y nada, aquí estoy.

Espero que os guste y que "murmulleeis" todo lo que queráis, os doy mi permiso :P

Un beso